Reseña 0118 | Ninguna eternidad como la mía

Ninguna eternidad como la mía, Ángeles Mastretta (México, 1999) novela

65 páginas

“Isabel Arango creció intensa y desatada como el olor del café. Había nacido un catorce de marzo, cerca de la estación de trenes de un puerto azul al que desembocaba el inmenso río Papaloapan”, (íncipit).

 

 

Ángeles Mastretta es mi escritora mexicana favorita, por eso esta es la tercera reseña que hago sobre una de sus obras en este espacio. Por lo que omitiré hablarles de ella, para quienes quieran saber más los invito a leer las reseñas que hice para Arráncame la vida y Mal de Amores.

 

Ninguna eternidad como la mía es una novela breve, pero intensa, que nos muestra una vez más a una mujer joven  que madura ante la encrucijada de elegir entre el amor o la pasión que mueve su vida: la danza.

Esta historia se centra en Isabel, una joven veracruzana que abandona su hogar por cumplir su sueño de estudiar danza en la capital, donde vive bajo la custodia de una mujer grande que es mitad cómplice mitad figura materna y se hace de un grupo de entrañables amigos.

Como sucede en la mayoría de las historias de Mastretta, el ingrediente primordial es el amor, solo que en esta ocasión el corazón de Isabel se divide entre el amor de Javier Corzas, un poeta emergente y telegrafista de oficio, y la pasión con la que la danza la hace vibrar y le da sentido a su existencia.

Es un texto breve, que bien podría ser una más de las historias de Mujeres de ojos grandes, por la combinación de temas del corazón y el empoderamiento que encuentra la protagonista en la tragedia amorosa.

Aunque hay partes en las que se nota la prisa de Mastretta por concluir la historia, – en donde echo de menos la narrativa detallada de las obras que he leído anteriormente- logra su objetivo de generar empatía por la protagonista y su mal de amores.

Una de mis metas personales es leer todas las obras de Mastretta, esta novela es de las menos comentadas y difícil de conseguir en su versión impresa, por lo que en cuanto tuve la oportunidad de hacerme de un ejemplar no dude en comprarlo.

La edición que tengo es de 2015 y la compré a través del portal de la librería El Péndulo, misma que recomiendo bastante por su amplio catálogo de obras de autoría mexicana.

Anteriormente había encontrado una compilación que incluía esta novela, Aura de Carlos Fuentes y El libro salvaje de Juan Villoro, editada por el Fondo de Cultura Económica en 2010 en una colección especial para acercar a los jóvenes a la literatura mexicana a través 18 obras breves, ejemplar que adquirí en El Grafógrafo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s