Personal | Iba a ser blogger en 2017 pero me rompí la rodilla

Foto tomada por mi compañero Gustavo Suárez (si le dan click a la imagen podrán visitar su fanpage).

 

Mi primer blog lo abrí a los 16, o 17 años de edad.

Iba en la preparatoria y según la historia, que hace poco me recordó mi madre, decía que no me gustaba escribir y quería ser fotógrafa. Lo segundo lo mantuve hasta la mitad de la carrera.

Si nos vamos un poco atrás, cuando cursaba la secundaria, en algunos momentos de mi adolescencia dije que quería ser escritora y una tan famosa como J. K. Rowling, que en aquel entonces era mi escritora favorita.

Un poco más atrás, a los 10 años en los acostumbrados chismografos afirmaba que uno de mis pasatiempos favoritos era escribir.

Así que a los 16 años, una parte de mí, mentía.

Si me gustaba escribir, y mucho. Y todavía me gusta.

Antes de escribir esta entrada, inicié sesión en WordPress y me di cuenta que mi última publicación fue en agosto, hace cuatro meses.

Eso no significa que no haya leído ningún libro, que no haya visto nada sobre literatura o que no haya tenido nada importante que contar. Todo lo contrario, leí, vi y tenía muchas historias para contar -todavía las tengo guardadas por ahí-.

Sin embargo, tengo el trabajo de mis sueños.

Desde julio de 2015 trabajo para un diario local en Tijuana, como reportera. Motivo por el cual me ausento con regularidad de este espacio.

Desde agosto a la fecha, he tenido muchos pendientes -si mi Jefe llega a leer esto, tal vez no lo va a creer-, lo que ocasionó que la mitad de mi cerebro, al llegar a casa después de la jornada laboral, lo único que quería era ver series, leer y dormir.

Uno de mis propósitos de 2017 fue ser más constante en este espacio, e incluso subir material que no fuera exclusivo de libros y literatura. Más que nada, motivada por las historias que me toca conocer gracias a mi trabajo.

Pero fue en agosto cuando mi propósito se pausó e ingrese sin contratiempos a una etapa de bloqueo. Como dije, solo quería leer, ver series y descansar.

Ahora solo vengo a manifestar que aquí sigo, leyendo y pausando mis ganas de escribir. Sin hacer lista de propósitos, espero que el siguiente año pueda compartir más letras con ustedes a través de este medio y no dejarlo morir.

Para ustedes, no me queda más que desearles que lean excelentes libros, descubran historias interesantes, y si no lo tienen aún, consigan el empleo de sus sueños que no les deje tiempo para nada más que disfrutarlo.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s